Otoño en La Mancha: Temporada alta para los observadores de las aves

Ya estamos oficialmente en otoño: El paisaje cambia de color, algunos árboles pierden sus hojas mientras que los pastizales y las praderas se vuelven de nuevo verde. Es la estación de las temperaturas más bajas, de las noches más largas, de las primeras lluvias y de la temporada alta para el ‘bird watching’ o avistamiento de aves.

Después de la sequedad del verano los ríos y humedales empiezan a recuperarse. Los ríos Guadiana y Cigüela vuelven a tener fuerza y llenan el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel que se prepara para acoger miles de aves migratorios que empiezan a llegar.

Otoño también es época de las migraciones de aves: Huyen del frío del norte de Europa desplazándose hacia el sur para invernar en sitios más calurosos. Algunos se quedan aqui con nosotros, otros sólo paran para descansar, repostar y coger fuerzas antes de seguir su viaje impresionante hasta Africa Central.

Es, pues, la época por excelencia para los avistadores de aves. Durante las próximas semanas podrán observar en las Tablas de Daimiel la llegada de una multitud de especies como Agujas Colinegras, Avocetas, Cigüeñuelas, Archibebes, Garzas Reales, Cigüeñas, Garcetas comunes, Cormoranes… Para facilitar el avistamiento, se han instalado diferentes observatorios, es decir casetas de madera con aberturas que permiten ver sin ser visto.

Tambien podrá visitar la Laguna de Aclimatación para las especies de aves autóctonas de las Tablas. Allí podrá ver de cerca el pato colorao, el ánade azulón, el porrón moñudo o la polla de agua.

No por nada las Tablas de Daimiel han sido declaradas Zona de especial protección para las aves a nivel Europeo (Zona ZEPA): Es, sin duda, uno de los mejores sitios de la Península Ibérica para observar aves.

Para más información, por favor visite la página web del Parque.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activar Ofertas    OK No Gracias