San Blas, San Blas…

San Blas, San Blas, por mi garganta velarás…

Este domingo, día 3 de Febrero, celebramos la festividad de San Blas.

Blas fue médico, obispo de Sebaste (Armenia) y mártir de cristo. Según la tradición, Blas de Sebaste era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al clavársele en la garganta una espina de pescado. Este sería el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta.

La festividad de San Blas supone, por un lado, la última de las fiestas de los “Santos viejos”; y por otro, según la costumbre de nuestros mayores, la primeria feria del calendario almagreño. Tal era su importancia, que llegaban vendedores turroneros de sitios muy lejanos a nuestra localidad para montar su puesto; puestos que llegaban desde el Pradillo de San Blas hasta la misma Plaza Mayor.

Este año, hay un motivo añadido para celebrar de forma especial este día: la bendición del retablo que recientemente se ha instalado en su altar mayor. Este retablo ha sido donado por el pueblo de Torralba de Calatrava y por su Hermandad del Santísimo Cristo del Consuelo, a quien tanto el pueblo de Almagro, como la Hermandad de San Blas, quedarán eternamente agradecidos.

San Blas es venerado en la ermita que lleva su nombre, antigua ermita del Salvador; ermita que desde la terraza superior del Hotel Retiro del Maestre*** tiene una vista espectacular.

Viva San Blas!!!!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activar Ofertas    OK No Gracias